Instagram Facebook Twitter
Bravisimos

Bravísimos

Bravísimos / Noticias  / Si te quitas la venda
Si te quitas la venda

Si te quitas la venda

Lo fácil es mirar para otro lado.
Lo fácil es hacer como que no lo ves.
Como que no te enteras.
Lo fácil es culpar a otros.
Y dejar que otros lo arreglen.
Lo fácil es cerrar lo ojos.
No quitarte la venda.
Lo fácil es pensar que todos los niños tienen un papá y una mamá que los cuidan y los protegen. Que comen simplemente abriendo la despensa. Que el agua corre por todos los grifos de su casa. Que lo más complicado es coger cita para el médico.
Sigue pensando así, porque si te quitas la venda, no te gustará lo que vas a ver.

La publicidad engloba un concepto poco ético para muchas personas, el capitalismo. Lo que se denomina el amor material. Pero hay una parte de la publicidad que engloba otro modo de transmitir, aunque para muchos es totalmente desconocida: la concienciación social en la publicidad.
Son innumerables las campañas que a través de la creatividad de un grupo de publicistas, nos mandan un mensaje que resalta algún problema latente en la sociedad  y que fruto de la inconsciencia del primer mundo pasa desapercibido a los ojos de países como el nuestro.
Son en este tipo de problemas donde la publicidad pone los medios para hacer llegar el mensaje.

Vivimos en un mundo donde los verbos poseer, abarcar o tener tienen una importancia vital. Donde comprar nos hace felices, nos transmite paz y satisfacción, donde trabajamos para conseguir más de lo que tenemos, y esto nos lleva a una constante infelicidad , porque por mucho que compremos o tengamos nunca será suficiente, siempre habrá algo más.

Estos son los llamados problemas del primer mundo, nos amamantan desde pequeños con el concepto  “nunca es suficiente”, desde pequeños los niños tienen todo lo que quieren, todo lo que desean, abren la boca para pedir, desconocen la frustración, desconocen de manera muy peligrosa el término no. Y somos nosotros los avanzados, los adelantados, los del llamado primer mundo, los que criamos irremediablemente monstruos adictos al capitalismo.

Y desde esta posición tan privilegiada es muy difícil bajar a los infiernos, es muy difícil empatizar con algo que no sabemos que existe, que no conocemos y lo más importante que no queremos conocer.
La publicidad abarca mucho más que el término vender y con algunas campañas como esta, pretender no sólo informar y concienciar, si no ayudar a problemas reales, problemas que son del tercer mundo, de vida o muerte.

Desde Bravísimos, apoyamos todas estas campañas que ayudan a dar a conocer, a entender y a empatizar con causas que muy lejos de alcanzar por nuestra vista primer mundista.

 

 

 

 

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia en la web. Pulse "Aceptar" para mostrar su conformidad con nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies