Instagram Facebook Twitter
Bravisimos

Bravísimos

Bravísimos / Noticias  / Gillette ¿Lo mejor para el hombre?
Guillete

Gillette ¿Lo mejor para el hombre?

“Lo mejor que un hombre puede conseguir” (The best a man can get) estas son las palabras de Gillette ante lo que los medios de comunicación denominan “masculinidad tóxica”.

Fruto de una sociedad compleja y enrevesada la marca estadounidense deja a un lado el estereotipo que siempre han abanderado en sus campañas, la imagen viril y masculina del hombre.

Hoy día no está de moda ser hombre y la marca de higiene masculina quiere dar un giro de 180º a su línea de comunicación para apuntarse al movimiento #MeToo desde un punto de vista totalmente femenino.

En una máster clase visual de dos minutos explican cómo los hombres de hoy en día tienen que hacer un esfuerzo por enterrar esas pinceladas machistas que han mamados desde su infancia, micro y macro machismo no sólo de hombre a mujeres, si no de hombres a hombres, por lo visto este comportamiento viene implícito en su ADN y arraigado en ellos desde la infancia. Es un ataque hacia todos los hombres de forma indiscriminada, utilizando medias verdades para ensuciar y enjuiciar al sexo masculino.

Una “lucha” que apuesta por la construcción de un mundo más libre, más justo y más igualitario para todos en el que no haya distinción por sexo, autentica falacia.

“Porque los niños que nos miran ahora, serán los hombres del mañana” y esa es una enorme responsabilidad que ningún adulto, sea del género que sea, debe eludir.

“Tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que estamos promoviendo versiones positivas, alcanzables, inclusivas y saludables de lo que significa ser hombre”, dijo la compañía.

Pero en las redes sociales, las críticas llueven y más aún si nos informamos de quien ha sido la realizadora y directora del spot, una mujer australiana llamada Kim Gehrig, considerada una activista feminista.

“Es bueno ver que la campaña ‘los hombres son horribles’ de Gillette tiene ecos en los medios tradicionales y el entretenimiento de Hollywood. Yo, por mi lado, nunca volveré a usar sus productos”, escribió en redes sociales el actor estadounidense James Woods. Es la réplica que ha emergido bajo el hashtag #boycottguillete.

Este anuncio conforma las secuelas de una sociedad dañada por un feminismo sospechoso, que alcanza su máximo apogeo en el mundo publicitario, que pretende abrir brechas hasta en la más sólida de las bases publicistas. Aún no hemos visto ningún anuncio de higiene femenina que abandere y critique esta otra realidad. Ni queremos verlo, porque esta guerra social nos parece absurda.

La marca de relojes suizosEgard Watches, ha aprovechado la polémica para atacar a Gillette.

Se abanderan por el sacrificio que hacen millones de hombres a diario por salvar y proteger vidas ajenas. Para cubrirse las espaldas, la firma ha incluido en su campaña datos estadísticos recogidos de las oficinas estatales de Estados Unidos. Las cifras pueden hacer mucho daño en las teorías del movimiento neofeminista.

Bajo el título, “¿Qué es un hombre?”, la campaña alaba cualidades positivas relacionadas con el sexo masculino y que benefician a toda la sociedad sin importar el género.

Aparecen las imágenes de bomberos salvando la vida de una niña en un incendio, la secuencia es acompañada de un rótulo informativo: “Los hombres representan el 93% de las muertes en los lugares de trabajo” (Oficina de Trabajo y Empleo de Estados Unidos).

Con datos contrastados y haciendo mucho daño al feminazismo resulta que “el 79% de las víctimas de homicidio son hombres, según cifra la Oficina de Drogas y Violencia en Norteamérica”, refleja la empresa de relojería en su campaña en respuesta a los datos inflados de muertes de mujeres a manos de hombres.

Otro de los guiños de Egard Watches ha sido para los hombres divorciados. En el vídeo aparece un padre abrazando a su hija: “Casi la mitad de padres sin derechos de visita todavía financian la manutención de sus hijos”. Teniendo en cuenta que no sólo en Estado Unidos sino también en España la ley en caso de divorcio sólo protege y favorece a la madre.

La campaña alude a los suicidios masculinos. El 80% son protagonizados por hombres, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cabe destacar que, en cuestiones de marginalidad, también son los varones en un 75% de los casos los que se encuentran en condiciones de mendicidad y sin techo.

Con un final muy claro, “nosotros vemos lo bueno en los hombres” (we see the good in men), la multinacional pretende contrarrestar los continuos ataques que desvirtualizan la figura del varón por parte de los colectivos feministas.

Desde Bravísimos concluímos :

No me condiciones a ser o dejar de ser.
No me vendas publicitariamente.
No me utilices.
No me clasifiques.
No me condiciones.
No me martirices.
No me juzgues.
No me criminalices por ser lo que soy.
No me hagas pagar por algo que no he hecho.

Aquí os dejamos el polémico spot de Gillette

y la contrarréplica de Egard Watches

 

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia en la web. Pulse "Aceptar" para mostrar su conformidad con nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies