Instagram Facebook Twitter
Bravisimos

Bravísimos

Bravísimos / Noticias  / Famosos en la publicidad. ¿Realmente venden?
Famosos en la publicidad. ¿Realmente venden?

Famosos en la publicidad. ¿Realmente venden?

Hacerte sentir Beckham cuando te paseas en calzoncillos por tu casa o invitarte a creerte Antonio Banderas cuando estrenas traje de chaqueta en la boda de tu prima. La publicidad es mágica y uno de sus súper poderes es el de crear en ti sensaciones diferentes al entrar en contacto con una marca.

Puede parece sencillo el proceso de seleccionar una cara conocida para anunciar un producto. Sin embargo, resulta ser una tarea compleja que conlleva grandes esfuerzos de publicidad creativa.

Estamos acostumbrados a ver celebridades anunciando productos y recomendándolos como si de verdad los utilizasen, sin embargo resulta obvio que Nadal no conduce un Kia y que Don Andrés Iniesta no pide helados Kalise de postre.

Muchas veces nos preguntamos si realmente utilizar un famoso en publicidad es útil y rentable. Lo cierto es que el hecho de que aparezcan caras conocidas conlleva  notoriedad y eso se traduce en ventas, ya que relacionas esa celebridad con la marca y se coloca en tu mente como una de las primeras de la categoría.

Cuando hablamos de este tema, siempre se viene a la cabeza el caso de Jesulín de Ubrique y el Cola Cao. Antes, este producto era considerado como una bebida para los desayunos y meriendas de niños. Cola Cao quiso expandirse y agrandar su target, además de romper con la estacionalidad. Para ello, contactaron con Jesulín, una de las personas más influyentes en España en esa época. Se realizaron dos spots para la ocasión, en uno de ellos, el torero aparecía en una cafetería pidiendo Cola Cao y el otro salía en pijama sentado en la cama recomendando tomar Cola Cao antes de dormir.

De esta peculiar forma (que a día de hoy causa risas) Cola Cao consiguió ser consumido por adultos y a cualquier hora del día.

Lo más importante de todo es que la aparición del famoso esté justificada, pues contratar a una celebridad por el simple hecho de llamar la atención carece de sentido y utilidad. Debes buscar personalidades cuyos valores encajen con los de tu marca para hacer la publicidad más coherente. Por ejemplo, Emidio Tucci no sólo busca la fama de Xabi Alonso, sino también su elegancia y madurez.

Lo ideal es crear una relación duradera entre celebridad y entidad para que juntos formen un vínculo estable y recíproco, en el que al ver al famoso pienses en la marca y viceversa. Casos como Nespresso han logrado esto, pues resulta difícil ver una película de George Clooney y no pensar en las capsulas de café.

Crear sensaciones y hacer que el público se sienta identificado con la marca es fundamental y utilizar famosos para ello es una gran idea, aunque a veces puede salir mal. El equipo creativo de la agencia de publicidad de Sevilla Bravísimos, tiene experiencia en tratar con caras conocidas en publicidad y sabe muy bien qué hacer y qué no. Para terminar, os dejamos con este spot hecho por nuestros creativos para Mitsubishi.

 

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia en la web. Pulse "Aceptar" para mostrar su conformidad con nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies