Instagram Facebook Twitter
Bravisimos

Bravísimos

Bravísimos / Noticias  / El primer anuncio de la historia
anuncio

El primer anuncio de la historia

Nuestro día a día está saturado de publicidad; banners cuando entras en Google, quince minutos de anuncios en la tele para ver el único programa que te gusta, promociones en todas y cada una de las redes sociales que utilizas… De las 24 horas que tiene el día, solo te libras de la publicidad mientras estás durmiendo, y algunos ni siquiera se libran en ese momento.

Pero hubo una época en la que la sociedad no sufría este acoso y derribo; en el año 3000 antes de Cristo, cuando se creó el primer anuncio de la historia.

Fue encontrado en la ciudad egipcia de Tebas y, hoy día, sería un completo sin sentido, pero entonces fue de lo más acertado.

anuncio

Escrito en un papiro, un comerciante escribió:

“Habiendo huido el esclavo Shem de su patrono Hapu, el tejedor, este invita a todos los buenos ciudadanos de Tebas a encontrarle. Es un hitita, de cinco pies de alto, de robusta complexión y ojos castaños. Se ofrece media pieza de oro a quien dé información acerca de su paradero; a quien lo devuelva a la tienda de Hapu, el tejedor, donde se tejen las más bellas telas al gusto de cada uno, se le entregará una pieza entera de oro.”

Pues eso, lo típico, que estás tú en el mercado y de repente, pum, se te escapa el esclavo. ¿Qué haces? Pues ofrecer una recompensa para que te lo traigan.

En fin, el primer anuncio de la historia lo tenía todo: clasista, racista y esclavista.

 

Volver al blog

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia en la web. Pulse "Aceptar" para mostrar su conformidad con nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies